No eres un robot… Y lo sabes.

por | 0 Comentarios

Las dos maneras de mejorar tu racionalidad al invertir

Hay un montón de estudios sobre lo idiotas que somos los inversores individuales. Que si vendemos demasiado pronto cuando ganamos dinero, que si vendemos demasiado tarde cuando estamos perdiendo dinero, que si metemos nuestro dinero en un fondo que ha subido mucho justo antes de que empiece a perder, de todo. Hoy voy a hablar de una manera sencilla de corregir nuestro pequeño defecto genético, que todos somos humanos. (A menos que seas un chimpancé astronauta retirado, en ese caso puede que este post no te interese).

Sabes? La bolsa es algo así como una montaña rusa emocional. Cuando tu cartera sube con furia sientes que eres un genio y todos deberían adorarte, mientras que cuando baja oyes en tu cabeza cosas como “no sé para qué hago esto, tal vez debería vender y olvidarme”, o “mis acciones están todavía más baratas! Es hora de comprar más acciones, se lo he leído a Warren Buffett” (lo que por cierto suele llevar a que acabes pensando lo primero unos meses más tarde), o “esto es un casino, la gente es totalmente irracional: Santander/Telefónica/Repsol debería cotizar a X€”, y el clásico “voy a esperar a recuperar lo invertido y después vendo”. La realidad, por supuesto, es que ni tan peludo ni tan calvo: ni eres un genio, ni estar en bolsa es una pérdida de tiempo/dinero. Y tampoco las acciones tienen por qué volver al precio al que estaban, porque es un numerito en la pantalla al que no le puede importar menos lo que tú hayas hecho con tu vida. Y al final, esta montaña rusa te lleva a tomar decisiones que distan mucho de lo que se esperaría de un ser racional.

El primer remedio para la montaña rusa emocional es ir invirtiendo varias veces al año, durante muchos años. Podríamos llamar a eso diversificación temporal de la inversión, porque a todos los que estamos metidos en finanzas nos gusta fardar de términos así. (Si has leído este blog sabrás que creo que para la mayoría de gente es más fácil invertir en fondos índices de manera regular y olvidarse del asunto. Puedes leer más sobre ese tema aquí). Pero hoy voy a hablarte de otro remedio más para tener paz mental y poder hacer lo que te conviene a ti, no a tu bróker/banco. Se trata de la diversificación entre activos, que es la diversificación de toda la vida, y después vamos a hacer un poco de magia.

La diversificación entre activos consiste en separar tu dinero entre varios activos financieros (por ejemplo, entre las acciones de varias empresas) o entre clases de activos (por ejemplo, poner un 70% en acciones y un 30% en bonos). Idealmente con eso consigues que las pérdidas de una inversión se compensen con las ganancias de otras y acabas ganando dinero pero sin tener tantas fluctuaciones.

Un ejemplo

Supongamos que tenemos dos estrategias de bolsa. Si te es más fácil, imagina que la estrategia 1 es invertir en acciones y la estrategia 2 es invertir en bonos, aunque los números no son reales. Aquí vemos lo que hubiera pasado si hubiéramos metido 1000€ el primer año y esperando otros 11.

 

Con la estrategia 1 tendríamos 2300€ al final del periodo, y con la estrategia 2 tendríamos 1800€. Si supiéramos que esto es más o menos lo que va a ocurrir en el futuro, ¿por qué leches íbamos a querer meter dinero en la Estrategia 2? Muy simple: porque juntándolas podemos obtener una estrategia casi tan rentable como la 1 pero mucho más estable. Por ejemplo, si la estrategia mixta consiste en meter 500€ en cada una, fíjate en el resultado:

Tendríamos algo más de 2000€. Pero lo interesante es que con la Estrategia 1 hay bajadas de hasta un 20%, que es algo difícil de digerir en la práctica, mientras que con la Estrategia Mixta la única bajada es de un 2% (!!).
La razón por la que esto funciona es que las dos estrategias son bastante complementarias. Cuando la una hace zig, la otra hace zag:

No nos engañemos, es muy raro encontrar dos estrategias taaaan complementarias en la práctica. Pero el ejemplo que puse antes, de acciones y bonos, es bastante bueno. Cuando la bolsa se va al infierno y todo el mundo se está tirando por los balcones (esperemos que solo figuradamente) los bonos suelen subir. La razón es que los inversores buscan refugiar su dinero. De hecho, en las crisis los bonos suelen subir de precio de manera bastante loca. Fíjate en el caso de EEUU:

 

10 Peores Caídas de la bolsa de EEUU
AÑO S&P 500 Bonos 50/50
1929 -84.59 13.55 -35.52
2007 -50.21 20.55 -14.83
2000 -44.41 33.46 -5.475
1972 -42.73 -6.05 -24.39
1987 -29.58 2.55 -13.515
1968 -29.23 -8.02 -18.625
1961 -22.33 3.97 -9.18
1946 -22.17 -0.71 -11.44
1980 -16.53 17.87 0.67
1966 -15.79 -0.18 -7.985

No es la panacea, pero desde luego ayuda. Por ejemplo, en el crac de 2007, la bolsa cayó a la mitad. Piensa en ello: que tus ahorros que llevas tanto tiempo acumulando de repente sean la mitad? Esperas mantener la calma en un momento así? Lo más seguro es que no. En cambio, una estrategia 50% acciones, 50% bonos, hace que te tus ahorros caigan solo un 15%. No es la panacea, pero al menos ese día no estarás deseando ir a prender fuego a algo o mudarte a las montañas a vivir en una cueva y desconectar del mundo capitalista para siempre.

La moraleja que quiero que te lleves de todo esto

Creo que es suficiente por hoy, pero no quiero acabar sin antes dejar claro cuál es la conclusión de todo esto: no te pases de ambicioso, puedes tener un resultado fantástico Y paz mental. Tal vez no será el resultado ideal (ese lo obtendrías siendo un(a) tí@ totalmente insensible), pero es el mejor resultado que se puede obtener en la práctica. Para conseguirlo, haz caso de estos tres mandamientos:

  1. No inviertas todo tu dinero de golpe, ve metiendo dinero a lo largo de años a intervalos regulares.
  2. No inviertas en una sola acción, invierte en muchas, idealmente a través de un fondo índice.
  3. No inviertas solo en acciones, dedica una parte a bonos, por ejemplo un 30%. También hay fondos índice para esto.

Si lo que quisiera fuera contarte una teoría sobre cómo funcionaría un mundo de ángeles inversores, escribiría un libro de finanzas. Un blog siempre tiene que aspirar a dar consejos prácticos, a estar pegado al mundo real. Espero que esta entrada te resulte útil para vivir más tranquilo y que lo compartas si te ha parecido interesante. También puedes dar un Me gusta en la página de fb.

Nada más, aprovecha lo que queda de Agosto! 😉

Share This